PEI

Visión LIC

El Liceo Inmaculada Concepción de Cauquenes pretender ser una alternativa educacional que brinda a los niños y jóvenes de Cauquenes una educación académica de calidad, fundado en valores Cristianos.

Misión LIC

En el Liceo Inmaculada Concepción de Cauquenes formamos estudiantes con fe,autonomía, respeto, laboriosidad y solidaridad a través de una sólida y articulada formación académica, respetando y atendiendo a la diversidad de aprendizajes de nuestros estudiantes, integrando a la familia en el proceso educativo, promoviendo el respeto y cuidado al medio ambiente, en un entorno de sana Convivencia Escolar y Pastoral, inspirados en el Evangelio.

Valores Institucionales

Los Valores que el Liceo Inmaculada Concepción, como Colegio de Iglesia, promueve y desea como su identidad son:
La Fe, la Autonomía, el Respeto, la Laboriosidad y la Solidaridad, estos valores tienen como sustento al Amor.


A) La Fe, es entendida en dos dimensiones. La primera es la “inmanente”, como confianza hacia el otro, desde la cual se fundan las relaciones humanas. Involucra además la capacidad de ser confiable o fiel (La misma palabra fe proviene del latín fides, del cual proviene también fidelidad). La segunda dimensión es la “trascendente”, entendida como la confianza y fidelidad a Dios, la que implica en la vida una acogida obediente y coherente en la persona de Jesucristo. La fe implica un ámbito de sacrificio, esfuerzo de uno mismo y hacia los demás y misericordia como capacidad de perdón.

B) La Autonomía,es entendida como la capacidad de optar por sí mismo por principios y normas éticas que lo conducen al bien común, la sana convivencia, el autocuidado y el poder de decidir independientemente siendo responsablemente
sobre sí mismo, y su actuar con respecto a los demás. También como la capacidad de autodirigir el propio proceso de aprendizaje, en sus diversos aspectos: búsqueda de información, comprensión y elaboración de conceptos, elaboración de proyectos, resolución de problemas, cumplimiento de plazos y deberes escolares, entre otros.


C) El Respeto, entendido en primer lugar como un reconocimiento a la dignidad de toda persona, de sus derechos y deberes, escucha atenta, trato amable y considerado por lo demás, que mueve a la aceptación y aprecio del otro, tolerancia con sus cualidades y defectos, en su persona, forma y bienes. Respeto que se traduce además en comprensión, obediencia, generosidad, entrega y preocupación por el otro. Respeto al otro sin renunciar a sus propias convicciones, en su diversidad de pensamiento, creencias, raza, género, etc.
D) La Laboriosidad, entendida como el amor al estudio y al trabajo, procurando siempre desarrollar al máximo las propias capacidades y esforzándose por hacer un trabajo bien hecho, el modo de hacerlo agrega valor al producto. En la cultura
cristiana la laboriosidad es un valor en cuanto manifiesta compromiso y responsabilidad con lo que se nos encomienda o nos corresponde hacer.
E) La Solidaridad, entendida como la toma de conciencia de las necesidades de los demás y el deseo de contribuir y de colaborar para su satisfacción. Ella tiene sus orígenes en la caridad cristiana, que es la solicitud por el otro desde el amor. La solidaridad se construye a partir de la empatía y se hace realidad en el compartir, entendiendo empatía como la capacidad de sentir lo que siente el otro. En este sentido, la solidaridad es asumir la condición humana como una responsabilidad de todos, y, por ello, hacerse cargo de la vulnerabilidad (material y espiritual) que sufren los demás. La solidaridad es una virtud contraria al individualismo y al egoísmo. No reemplaza a la justicia, sino que la supone. La Solidaridad es una preocupación por el otro, que se traduce concretamente en un hacerse cargo de él, hacerse responsable como hermano. Se refleja en el servicio
a los demás, especialmente a los más necesitados. Se puede hablar de una “cultura solidaria” cuando las personas de modo permanente realizan acciones o gestos solidarios y no solo de modo ocasional.

Sustentados en el Amor, como compromiso de fe, pues Dios es Amor. Cada uno de quienes formamos parte de esta comunidad educativa estamos llamados a crecer y vivir en la fe y el amor, participando de la vida espiritual del colegio y conquistando el carisma de Madre Paulina, en sí mismo y con los otros.

Reseña Histórica

El 19 de marzo de 1899, en dependencias de la casa habitación del señor cura Párroco José de la Cruz, se dictan las primeras clases a 10 alumnas bajo la dirección de la superiora local Sor Remigia y la colaboración de tres religiosas, siendo su formación de carácter voluntario y de autoaprendizaje, pues no existía una resolución oficial, ni un programa de estudios aprobado por la autoridad educacional. En 1901 y con el propósito de afianzar los logros conseguidos fueron donados los terrenos adyacentes a la casa parroquial para la construcción de un edificio que albergara a las alumnas. En 1904 se comienza la edificación y en los años siguientes se proyecta su obra en la comunidad con excelentes resultados. Como testimonio de lo anterior, en 1928, el gobierno de Don Carlos Ibáñez del Campo, bajo decreto N° 5.556 lo declara como establecimiento “Cooperador del Estado”, otorgándole el reconocimiento para validar sus exámenes. Pasándose a denominar: “Escuela Particular Nº 1”.

En 1949, al cumplirse el cincuentenario de su creación, el número de alumnas asciende a 332, lo que demuestra un progresivo crecimiento y la validez de sus enseñanzas. En la década del 60 el colegio sufrió una grave crisis económica que lo tuvo al borde de desaparecer e, incluso contaba con la autorización del obispo, Monseñor Augusto Salinas Fuenzalida, para cesar en sus funciones, pero el esfuerzo de un grupo de apoderados rechazó la medida y logró revertir la decisión, consiguiendo mantener en Cauquenes al único colegio confesional particular pagado de la zona. Posteriormente, en el lapso comprendido entre los años 1975 y 1983 y bajo la dirección de Sor Feliciana se da inicio al proyecto de creación de Enseñanza Media. Materializándose esta idea en 1983. El primer año Medio inicia sus labores con una matrícula de 42 alumnos y alumnas siendo directora Sor Aída María.

En el año 1983, el colegio pasa de denominarse Liceo Inmaculada Concepción contando con una matrícula de 513 alumnos (as) en los diferentes niveles siendo uno de los pocos colegios mixtos de la Congregación.

En 1993 el colegio decidió cambiar la forma de financiamiento, pasando de un sistema subvencionando por el estado, a una modalidad de financiamiento compartido, llegando a una matrícula de 750 alumnos aproximadamente, lo que trajo consigo escasez de salas de clases y espacio para la recreación, pues el edificio no estaba en condiciones de recibir a tan elevado número de estudiantes. Como consecuencia del excelente resultados obtenidos por los alumnos en las distintas evaluaciones de carácter nacional, y la creciente demanda de una educación de calidad con formación cristiana, ha aumentando la matrícula en la Enseñanza Media, haciéndose necesario e imprescindible la ampliación del establecimiento para lo cual se construyó el edificio nuevo. El principal objetivo era incorporarse al régimen de Jornada Escolar Completa.

El año 2010 nuestro colegio fue dañado fuertemente por el terremoto, lo que significó la pérdida patrimonial de la construcción antigua y la capilla. Producto de las necesidades para la reconstrucción hizo que la Congregación dejara su tarea educadora en Cauquenes, siendo traspasado al Obispado de Linares.

Reseña Fundadora

Paulina von Mallinckrodt, nació el 3 de junio de Alemania. Sus padres, miembros de nobles familias alemanas, fueron el Consejero de Estado, Detmar von Mallinckrodt y la Baronesa Bernardina von Hartmann.

Paulina desde pequeña dio muestras de relevantes cualidades que se acrecentaron por la influencia ejemplar de la vida hogareña, y la de su maestra Luisa Hensel. Cuando aún era muy joven sintió el llamado de la vocación religiosa, aunque debería superar enormes dificultades antes de ver realizado su anhelo.

El 21 de agosto de 1849, día de su Toma de Hábito, en la Iglesia de Busdorf, en Paderborn, Alemania, funda la «Congregación de las Hermanas de la Caridad Cristiana, Hijas de la Bienaventurada Virgen María de la Inmaculada Concepción» con la autorización del obispo de Paderborn Monseñor Francisco Drepper, fundando así un nuevo Instituto en la Iglesia.

En este instituto se hizo un colegio con el mismo nombre en el año 1906.El 4 de noviembre de 1850, tomó los Votos Religiosos.

La Congregación crece rápido, así las Hermanas pueden asumir otras obras educacionales y de caridad, además del cuidado de ciegos, que fue el primer objetivo. Las hermanas llevan la luz de Resto a través de diversos apostolados , como son la educación e instrucción , el servicio divino y la oración de intersección.

La vida de la nueva Congregación no fue fácil. En 1870, se inicia en Alemania un período de hostigamiento hacia la Iglesia Católica, a través del Kulturkampfque era un conjunto de leyes dictadas por el Ministro Prusiano de Culto y que tendían a vigorizar la influencia del estado frente a la Iglesia.

A pesar de las dificultades se logró expandir la obra de su Congregación a tierras americanas, y fue así como en 1874 se fundó en Ancud la primera casa de la Congregación en Chile, extendiéndose su labor a otras regiones del país en corto tiempo. Llegando a Cauquenes el año 1899, atendiendo en el Hospital de la ciudad, y fundando posteriormente nuestro establecimiento educacional.

Después de una treintena de años dedicados a la Obra apostólica, Madre Paulina fallece el 30 de abril de 1881, a causa de una neumonía que la aquejaba, fue sepultada en la Capilla de San Conrado en Paderborn, en el jardín de la Casa Madre de la Provincia Alemana.

Después de varios años de su deceso se inicia la Causa de Beatificación que se ve culminada el 14 de abril de 1985 con una ceremonia en Roma, presidida por el papa Juan Pablo II.

Paulina es un modelo por su especial visión del amor como Cristo, que sostiene la dignidad humana y la vida significativa para todos.

Paulina es un modelo por su especial visión del amor como Cristo, que sostiene la dignidad humana y la vida significativa para todos.

Modelo Educativo

Base Cristiana

Nuestro colegio es un establecimiento educativo caracterizado por su formación académica basada en valores cristianos por lo que su quehacer curricular va de la mano con el desarrollo de un ser humano integral según las enseñanzas del Evangelio.

-Disciplina Rigurosa

Nuestro colegio cree firmemente que un clima de verdadero aprendizaje se logra a base de una disciplina rigurosa que modele el comportamiento dentro y fuera del aula por lo que las normas y reglamentos deben ser respetados de manera estricta con la finalidad de reforzar el carácter del estudiante.

-Foco en el estudiante

Nuestro colegio considera al estudiante como el centro del proceso educativo y, por lo tanto, su actor principal, lo que conlleva al monitoreo y la retroalimentación constante del aprendizaje de todos.

 

-Programa Integración Escolar (PIE)

El Programa de Integración Escolar (PIE) busca contribuir al mejoramiento continuo de la calidad de la educación, fortalecer las prácticas pedagógicas, el desarrollo e implementación de estrategias diversificadas, dar respuestas educativas ajustadas a las necesidades y características de todos los estudiantes del establecimiento. Además constituye una herramienta para mejorar las relaciones interpersonales y el clima de convivencia escolar, otorgar oportunidades para que los equipos compartan, aprendan y construyan nuevos conocimientos en un ambiente de confianza.

-Igualdad de Oportunidades.

Nuestro colegio cree que todos los estudiantes son capaces de aprender, por lo que no se permite criterios de selección de ningún tipo y su admisión está acorde a la normativa Ministerial vigente.

-Aprendizaje efectivo

Nuestro colegio se enfoca en un aprendizaje significativo en aula por lo que la asistencia y el trabajo sistemáticos son la clave para conseguir resultados óptimos.

-Altas expectativas

Nuestro colegio basa su quehacer en las altas expectativas que los profesores tienen de sus estudiantes. Creemos que todos son capaces de lograr un aprendizaje efectivo y la formación de habilidades blandas.

– Pensamiento sustentable

Nuestro colegio promueve el cuidado al medio ambiente fomentando la conciencia hacia un desarrollo sustentable de cara al futuro y a base del respeto por la Creación y el planeta Tierra.

Perfiles Institucionales

-Perfil del Estudiante

El estudiante del Liceo Inmaculada Concepción se responsabiliza de su aprendizaje siendo modelo de autonomía y laboriosidad, por lo que es consciente de su quehacer académico y se esmera en superarse para alcanzar sus metas, teniendo plena confianza en sus capacidades. Es además un modelo de los valores institucionales fundados en el respeto que se refleja hacia la comunidad, la religión católica y las normas, por lo que además, posee una disciplina basada en el autocontrol, la resolución pacífica de conflictos, el cuidado personal y de su entorno que se evidencia en el cumplimiento cabal del reglamento de convivencia. Mantiene una sana convivencia basada en el respeto, el trato cordial y el fortalecimiento de lazos solidarios con la comunidad. Es respetuoso del reglamento de evaluación y los conductos regulares del establecimiento.

Es un estudiante ocupado en su futuro y vela por el bien común y la inclusión, en relación directa con el ejemplo de nuestra fundadora Paulina Von Mallinckrodt, siendo un agente activo en actividades pastorales y formativas.

-Perfil de los Padres y apoderados

El apoderado del Liceo Inmaculada Concepción es respetuoso de los reglamentos del establecimiento y los conductos regulares, velando y fomentando el cumplimiento de estos en su pupilo o pupila.

Soluciona conflictos a través del diálogo respetuoso y es ejemplo de los valores institucionales, ocupándose en desarrollarlos en su pupilo o pupila. Es comprometido con las actividades del establecimiento, sobre todo aquellas que son pastorales, siendo consciente de que éstas promueven los valores del colegio y su modelo educativo.

Es responsable en la asistencia a reuniones y entrevistas a las que se le cita o asiste por iniciativa propia. Es consciente de su responsabilidad educativa comprendiendo que es el primer modelo formativo a seguir para su pupilo o pupila.

-Perfil del Funcionario

El funcionario del Liceo Inmaculada Concepción, es conocedor y modelo de los valores institucionales del Proyecto Educativo Institucional. Es respetuoso y cordial en el trato con la comunidad educativa, manteniendo relaciones de sana convivencia. Respeta el Reglamento interno de orden, higiene y seguridad, de igual modo, los conductos regulares. Es consciente de su responsabilidad educativa comprendiendo que es un modelo formativo a seguir.

Es una persona que vela por el bien común y la inclusión, en relación directa con el ejemplo de nuestra fundadora Paulina Von Mallinckrodt.

Es comprometido con las actividades pastorales y extracurriculares del colegio.

Políticas de Acción PEI