Saludo 2021

Estimada Comunidad Educativa, el 2020 no fue un año fácil, y lo más probable que este tampoco sea, pero quien dijo que la  vida sería fácil, quien dijo que la pedagogía era fácil, al contrario, al entrar en este mundo, tan complejo como la vida misma, nos vemos insertos en un sistema Educativo formado por padres, estudiantes y funcionarios, cada uno con su mundo, y en muchos de ellos es un abismo de diferencia entre uno y otro, pero también con muchos elementos en común, como lo es la Educación,  y eso es lo que nos convoca el día de hoy;  durante el año pasado enfrentamos el desafío de tener clases en línea, procuramos ser empáticos con la gran cantidad de 

familias que tenemos, equilibrando los horarios para que no se tocaran entre hermanos, dividiendo los cursos en dos, con los cursos más pequeños para optimizar el aprendizaje, enfrentamos un año donde los docentes también tuvimos que  aprender y adaptarnos a esa nueva forma de enseñar a distancia, y lo logramos, de ahí mi reconocimiento para cada uno de nuestros profesores y asistentes; pero creo que lo que más nos ha costado es perder un poco el contacto con nuestros estudiantes, sentíamos que estábamos en un establecimiento donde faltaban sus risas, carreras y juegos, había un gran silencio dentro y fuera de nuestras aulas, fue difícil.

Sin embargo, no perdíamos las esperanzas de que en algún momento volveríamos a reunirnos, para eso nos preparamos desde septiembre del año pasado, entonces, comenzamos a implementar patios, pasillos, baños y salas de clases, y hoy es el momento en que abrimos nuestro colegio a la comunidad Liceana para retomar en grupos las  clases presenciales, mientras el resto de los Estudiantes están en sus hogares recibiendo sus clases de manera simultánea, con ingresos ,recreos y salida por niveles y horarios diferidos, asignando patios distintos por cursos; ha sido un gran desafío y una  logística  compleja, porque nos hemos puesto en el lugar de los apoderados, de los estudiantes y de nuestros funcionarios, esperamos cumplir con las expectativas de todos, pero por sobre todo cumplir con las normas sanitarias establecidas y de esa forma dar la seguridad y tranquilidad tanto a nuestras familias y funcionarios, ya que todos son importantes para nosotros.

Hoy quisiera agradecer a nuestros estudiantes, quienes responsablemente iniciarán este año escolar enfrentando todos los desafíos que éste lleva consigo, a nuestros funcionarios;  Asistentes de la Educación, los que junto con tener el colegio operativo, son los encargados de limpiar y sanitizar periódicamente el recinto para cuidar así a nuestra comunidad,  así como también dar el apoyo a Docentes y Estudiantes; a los docentes, quienes han sido empáticos, resilientes y muy, pero muy solidarios entre ellos, sin perder el humor,  y claro, serán los que tendrán la responsabilidad de llevar los aprendizajes a nuestros estudiantes en este nuevo escenario que nos presenta esta pandemia, a nuestros padres y apoderados que siguen confiando en nosotros como un establecimiento seguro para sus hijos, a nuestro sostenedor, quien ha permitido la adquisición de diferentes implementos para dar la seguridad necesaria para estudiantes y funcionarios.

Entonces, elevamos nuestras oraciones así como dijo nuestra fundadora “Con Dios lo puedes todo, sin Él, nada. Si algo te resulta demasiado difícil, mira rápidamente a Jesús”.

Gracias.